Historia

LA REAL ACADEMIA CANARIA DE CIENCIAS

Marco Legal

La Academia Canaria de Ciencias fue creada el 24 de abril de 1987 por decreto del Gobierno de Canarias (Nº 65/1987 de 24 de abril de 1987, BOC núm. 76, de 12 de junio de 1987), modificado por el Decreto 117/2013 (BOC núm. 25, de 31 de diciembre de 2013) de Presidencia del Gobierno, siendo su ámbito de actuación toda la Comunidad Autónoma. Es una entidad de derecho público sin ánimo de lucro, dedicada a la difusión de las Ciencias en sus diferentes ramas. Transcurridos 27 años de su fundación, el 1 de septiembre de 2014, S. M. el Rey de España tuvo a bien conceder el título de Real a esta Institución.

El proyecto inicial se debió a la iniciativa de los Decanos de las Facultades de Matemáticas, Química y Biología de la Universidad de La Laguna, de los del Centro Superior de Ciencias del Mar y Facultad de Informática de la Universidad Politécnica, hoy Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, así como de los Decanos de los Colegios Oficiales de Doctores y Licenciados en Filosofía y Letras y Ciencias, y de Química de Canarias.

Conviene subrayar que la RACC, junto con la Real Academia de Medicina de Santa Cruz de Tenerife y la Real Academia Canaria de Bellas Artes de San Miguel Arcángel, son las tres Reales Academias canarias que están asociadas al Instituto de España, la nuestra desde el 28 de septiembre de 1989.

El emblema de la RACC consiste en una representación de San Alberto Magno (1206-1280), considerado Patrono de los científicos. Recientemente se le ha añadido un fondo azul con ilustraciones alusivas a las Ciencias. La misma efigie se halla en la cara de las Medallas Académicas de la RACC, cuyo cordón está trenzado con los colores de la bandera de Canarias, amarillo, azul y blanco.

Emblema

Misión de la Academia

La misión de la RACC es fomentar la investigación científica y, más en general, de la cultura, interesando el apoyo e implicación de instituciones consolidadas, así como de personas de reconocido prestigio dentro y fuera del ámbito universitario.

Así pues, la RACC se funda con la vocación decidida de ser punto de referencia de la cultura científica regional, y escaparate para el cultivo, promoción y difusión de la Ciencia, con los objetivos de:

-Colaborar en la promoción de un clima social estimulante para la investigación científica;

-Mejorar el vínculo efectivo entre la comunidad científica, la sociedad y los responsables de programar la actividad científico/investigadora; y

-Participar activamente en el desarrollo de nuevas políticas científicas, procurando que sus resultados se adecúen a los distintos intereses y necesidades sociales.

Financiación de las actividades de la RACC

Para su funcionamiento la RACC recibe distintas subvenciones de organismos públicos y privados. Las cantidades asignadas provienen, fundamentalmente, del Gobierno de Canarias y del Cabildo de Tenerife, si bien estas ayudas se han visto reducidas o incluso desaparecidas en los últimos tres años, alegando como motivo la crisis económica. Asimismo, conviene recordar las importantes aportaciones que hizo inicialmente Caja General de Ahorros de Canarias (CajaCanarias), ahora laCaixa.

Composición y organización de la RACC

La RACC está compuesta por Académicos de Honor (seis como máximo), Académicos de Número (cincuenta como máximo) y Académicos Correspondientes (cincuenta como máximo). También incluye, en los nuevos Estatutos, la figura de Académico Emérito y la de Miembro Colaborador de la Academia.

Los Académicos se reparten en las secciones que conforman la RACC: Química, Matemáticas, Física, Biología, y Ciencias de la Tierra y del Espacio, siendo esta última la de más reciente creación.

La RACC se rige por unos Estatutos, aprobados y publicados en su día, y sus órganos de gobierno son: el Presidente, el Secretario y la Junta de Gobierno.

Pequeña intrahistoria

Desde la fundación, y hasta su fallecimiento el 24 de abril de 2012 el Presidente de la RACC fue el Profesor Dr. D. Nácere Hayek Calil.

Precisamente, a propuesta del Dr. Hayek, el Gobierno de Canarias nombró a los doce primeros miembros de esta Academia, tres por cada una de las cuatro Secciones originales:

Sección de Química

Ilmo. Sr. D. Agustín Arévalo Medina (†)

Ilmo. Sr. D. Francisco García Montelongo

Ilmo. Sr. D. Jorge Fuentes Duchemín (†)

Sección de Biología

Ilmo. Sr. D. Enrique Fernández Caldas (†)

Ilmo. Sr. D. Wolfredo Wildpret de la Torre

Ilmo. Sr. D. Juan José Bacallado Aránega

Sección de Matemáticas

Ilmo. Sr. D. Nácere Hayek Calil (†)

Ilmo. Sr. D. Miguel Sánchez García

Ilmo. Sr. D. José Manuel Méndez Pérez

Sección de Física

Ilmo. Sr. D. Francisco Sánchez Martínez

Ilmo. Sr. D. Roberto Moreno Díaz

Ilmo. Sr. D. Francisco Rubio Royo

Estos doce primeros Académicos tomaron posesión conjuntamente en un acto celebrado en Santa Cruz de Tenerife el 13 de octubre de 1987 ante el Excmo. Sr. D. Enrique Fernández Caldas, Consejero de Educación, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias. En esta misma reunión se acordó nombrar al Excmo. Sr. D. Antonio González y González como primer Académico de Honor.

Posteriormente, con ocasión de la Apertura del Curso 1988-89, que tuvo lugar en el Salón de Actos del Excmo. Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, se impusieron las medallas de la Academia y se hizo entrega de los preceptivos títulos a los Sres. Académicos.

La primera Junta de Gobierno estuvo constituida por el Dr. D. Nácere Hayek Calil, Presidente; el Dr. D. Roberto Moreno Díaz, Vicepresidente; el Dr. D. Jorge Fuentes Duchemín, como Secretario; el Dr. D. Agustín Arévalo Medina, Tesorero; el Dr. D. Wolfredo Wildpret de la Torre, como Vocal de la Sección de Sección de Biología, el Dr. D. Francisco Sánchez Martínez como Vocal de la Sección de Física, el Dr. D. Francisco García Montelongo como Vocal de la Sección de Química  y el Dr. D. Miguel Sánchez García, Vocal de la Sección de Matemáticas.

El primer Académico Emérito fue el Ilmo. Sr. D. Agustín Arévalo Medina.

Actividades de la RACC

En sus años de funcionamiento esta Real Academia ha venido desarrollando una intensa actividad. He aquí un breve repaso:

La Revista de la RACC

Es una publicación anual – a mediados de 2017 han aparecido ya veintisiete volúmenes – de la revista científica que tiene por título Folia Canariensis Academiae Scientiarum, cuyos contenidos son principalmente de artículos de investigación sobre las disciplinas de Matemáticas, Física, Química y Biología, debidamente contrastados por los evaluadores correspondientes. Otras secciones contemplan trabajos relativos a la Historia y Filosofía de las Ciencias y a los de Divulgación Científica. Un último apartado recoge, de forma resumida, todas las actividades que anualmente lleva a cabo la Academia, bajo el título de Vida Académica. Se recogen los discursos de ingreso de los nuevos académicos electos, así como los de contestación del Numerario designado para tal fin y los de apertura del curso académico.

La revista se intercambia con más de cien publicaciones de otras academias, universidades y centros de investigación nacionales y extranjeros, lo que supone una notable entrada de revistas especializadas para el colectivo científico canario.

Cursos, seminarios, conferencias

Se organizan cursillos, seminarios y conferencias a lo largo del año, encomendadas a figuras de reconocido prestigio científico en los diferentes campos de actuación de la Academia, desarrollados en una serie de actos académicos en las dos capitales canarias (Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas de Gran Canaria) así como en el resto del Archipiélago.

Congresos y simposios

La Academia colabora en la realización de congresos y simposios nacionales e internacionales, que se vienen celebrando en las Islas y que están relacionados con las áreas de nuestras actividades.

Asesoría en Ciencia, Tecnología e Innovación

La Academia actúa como miembro del Consejo Asesor de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Comunidad Autónoma Canaria.

Escriba una respuesta